BRING THE WORLD HOME
red and white neon light signage

Berlín es conocida internacionalmente por su escena de clubes y por su moda en tonos oscuros. El problema para poder disfrutar de esta parte del carácter de la ciudad es la dificultad para entrar en algunos clubs como Sisyphos, Kit Kat Club o la catedral del techno, Berghain, lo cual puede resultar una odisea y hacer que tu noche termine con el clásico “¡Not today!”.

 

Lo que vas a encontrar a continuación no es una guía definitiva, ni mucho menos, sino el resultado empírico de más de una década enfrentando el momento de la puerta del club y logrando un relativo alto porcentaje de éxito.

 

Seguro que has escuchado mil veces que debes vestir de negro, y es cierto, pero solo en algunos clubs. Berghain y Tresor serán dos clubs donde sí o sí tendrás que vestir de negro, nada especial, una camiseta básica negra y unos pantalones resolverán el asunto. Otros clubs como Sisyphos o Water Gate son mucho más flexibles e incluso penalizan vestir completamente de negro. Independientemente del club, evita las marcas con logotipos en la ropa.

Otros clubs como Kit Kat Club e Insomnia requieren un poco más de creatividad y dependerá del evento, estos lugares tienen una temática más “adulta”. Busca información sobre el atuendo en la página del evento o síguelos en Telegram, donde publican muchas fotos y podrás hacerte una idea de lo que encontrarás en su interior. Donde fueres, haz lo que vieres.

Nuestra recomendación personal es que si vas a ir a un club cuya fiesta es por la noche, nunca llegues después de las 23:30. A partir de ese momento, las colas se vuelven interminables y es probable que pases casi la mitad de la noche esperando para poder entrar. Si son fiestas que duran todo el fin de semana, otra opción es ir después de desayunar el sábado y hacer una cola más corta. No es necesario que te quedes mucho tiempo, ya tendrás el sello para volver más tarde.

En los clubs de Berlín, tres son multitud. A más personas juntas, menos probabilidades tienes de entrar al club. Y no os separéis justo al final y finjais que no os conocéis, os han estado observando todo el rato. No hables en voz alta, o simplemente no hables. Sonríe, pero no demasiado. Si no te permiten entrar, inténtalo en otro club, hay muchos, pero no te empeñes en entrar en uno en particular.

Por último, si logras entrar, nunca le des las gracias, automáticamente te quitarán el salvoconducto y tendrás que buscar un plan B.

Cerrar
Cerrar
Sign in
Cerrar
Carrito (0)

No hay productos en el carrito. No hay productos en el carrito.

  • Envío gratuito para pedidos superiores a 39,00 


Language


0