BRING THE WORLD HOME

A step-by-step guide

Lisboa

en tu bolsillo!

Bienvenido a nuestra guía de Lisboa, donde hemos seleccionado cuidadosamente los lugares imprescindibles y añadido sugerencias personales. Es una guía rápida y sencilla que podrás consultar en cualquier momento de tu viaje.

Nos hemos centrado en ofrecerte recomendaciones útiles y prácticas, incluyendo lugares fuera de lo común. Consideramos esta guía como una recopilación de nuestros rincones favoritos en la ciudad.

También hemos incluido sugerencias gastronómicas que deleitarán tu paladar y te sumergirán en la deliciosa cultura culinaria de Lisboa.

¡Esperamos que disfrutes de nuestra guía y te inspire a explorar todos los tesoros que esta maravillosa ciudad tiene para ofrecer!

The Free Tour Shop

Lisboa

un poco de historia!

Lisboa es la capital de Portugal y una ciudad con una rica historia que se remonta más de 3000 años. La ciudad ha sido habitada por una serie de civilizaciones, incluyendo los fenicios, los romanos, los visigodos y los moros. Sin embargo, la historia más conocida de Lisboa comenzó a partir del siglo XII, cuando la ciudad fue reconquistada por el rey Alfonso I de Portugal.

En el siglo XV, Lisboa se convirtió en una de las ciudades más importantes del mundo gracias a los descubrimientos portugueses en el Nuevo Mundo y en África. Durante este período, la ciudad se convirtió en el principal puerto de Europa para el comercio con las colonias portuguesas y se construyeron muchos monumentos importantes, como la Torre de Belém y el Monasterio de los Jerónimos.

Sin embargo, en 1755, un terremoto devastador sacudió la ciudad, destruyendo gran parte de la arquitectura histórica de Lisboa. El terremoto fue seguido por un tsunami y un gran incendio que dejó la ciudad en ruinas.

Pero la ciudad se recuperó y se reconstruyó, convirtiéndose en la ciudad alegre y cultural que conocemos hoy en día. Durante el siglo XIX, Lisboa experimentó un renacimiento cultural y artístico, y se construyeron nuevos edificios y monumentos, como la Avenida da Liberdade y el Elevador de Santa Justa.

En 1910, se produjo la Revolución de los Claveles, que marcó el fin de la monarquía portuguesa y el comienzo de la Primera República. Durante este período, se llevaron a cabo importantes reformas sociales y económicas, y la ciudad se modernizó aún más.

En la década de 1960, Lisboa experimentó un auge económico, lo que llevó a un rápido crecimiento de la ciudad y a la construcción de nuevos edificios y barrios. Sin embargo, en la década de 1970, la economía portuguesa se estancó y la ciudad sufrió una crisis económica y social.

La historia de Lisboa es una historia rica y variada que abarca más de tres milenios, una historia llena de altibajos, desafíos y triunfos.

En los últimos años, Lisboa ha experimentado un resurgimiento cultural y económico, convirtiéndose en una ciudad moderna que atrae a turistas y expatriados de todo el mundo.

El transporte público en Lisboa ha evolucionado a lo largo de los años y actualmente ofrece una amplia variedad de opciones para los residentes y visitantes de la ciudad.

La historia del transporte público en Lisboa se remonta al siglo XIX, cuando se construyó la primera línea de tranvía en la ciudad en 1873. Desde entonces, el tranvía ha sido una forma icónica y popular de transporte en Lisboa, y todavía se puede ver una gran cantidad de tranvías antiguos que recorren las calles de la ciudad.

Además del tranvía, Lisboa también cuenta con un sistema de metro moderno que se inauguró en 1959. El metro de Lisboa cuenta actualmente con cuatro líneas que conectan gran parte de la ciudad y sus alrededores.

Además, hay una amplia variedad de autobuses que cubren toda la ciudad, así como servicios de trenes suburbanos que conectan Lisboa con sus alrededores.

Para utilizar el transporte público en Lisboa, los usuarios pueden comprar billetes en las máquinas expendedoras en las estaciones de metro, estaciones de tren y paradas de autobús. También se pueden adquirir tarjetas de transporte recargables, como la tarjeta Lisboa Viva, que permiten a los usuarios viajar en cualquier modo de transporte público de la ciudad.

En general, el transporte público en Lisboa es bastante eficiente y asequible, lo que lo convierte en una excelente opción para moverse por la ciudad y sus alrededores.

Baixa District

Empezar por el centro y corazón de Lisboa nos parece lo más sensato, con un corto paseo podrás hacer una ruta de plazas (imprescindibles las de Rossio, de los Restauradores, del Marqués de Pombal y la del Comercio con el impresionante Arco del Triunfo) y ver lugares imprescindibles como la Catedral de Lisboa, el templo religioso más importante de la ciudad.

Barrio de Alfama

Es conocido por ser uno de los barrios más antiguos de la ciudad y está lleno de encanto y carácter. Sus calles empedradas, casas pintorescas y vistas panorámicas lo convierten en un lugar popular para los visitantes. Aquí encontrarás estrechas callejuelas serpenteantes, plazas acogedoras y hermosos miradores desde donde se puede disfrutar de vistas impresionantes del río Tajo. Alfama también es famoso por su música tradicional de fado, con varios restaurantes y bares donde se puede disfrutar de actuaciones en vivo.

Torre de Belém

La Torre de Belém es una icónica fortaleza situada en la desembocadura del río Tajo. Construida en el siglo XVI, sirvió como punto de partida para muchas expediciones marítimas durante la Era de los Descubrimientos. La torre es considerada uno de los símbolos más importantes de Lisboa y es reconocida como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Su arquitectura defensiva única, que combina elementos góticos y renacentistas, la convierte en un lugar impresionante para visitar.

Monumento a los Descubrimientos

El Monumento a los Descubrimientos (Padrão dos Descobrimentos) es otro importante punto de interés en Lisboa. Se encuentra en la ribera del río Tajo y conmemora la Era de los Descubrimientos portugueses. Esta estructura monumental fue construida en la década de 1960 y presenta una escultura impresionante que representa a varios exploradores, navegantes y figuras históricas relacionadas con los descubrimientos marítimos de Portugal. También ofrece vistas panorámicas del río y los alrededores.

Monasterio de los Jerónimos

El Monasterio de los Jerónimos (Mosteiro dos Jerónimos) es una obra maestra arquitectónica del estilo manuelino. Construido en el siglo XVI, es considerado uno de los monumentos más importantes de Portugal y ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El monasterio alberga las tumbas de importantes figuras históricas portuguesas, como el navegante Vasco de Gama. Su fachada ornamentada y su impresionante iglesia interior son verdaderas maravillas para admirar. Además, se encuentra cerca del Museo Nacional de Arqueología y del famoso Jardín Botánico de Lisboa.

Tram 28

El tranvía 28 es uno de los símbolos icónicos de Lisboa. Este pintoresco tranvía amarillo te lleva a través de las estrechas calles de la ciudad, pasando por barrios históricos y ofreciendo vistas panorámicas. Es una excelente manera de explorar la ciudad y sumergirse en su atmósfera única.

Elevador de Santa Justa

Diseñado por el arquitecto Raoul Mesnier du Ponsard, este elevador de hierro forjado conecta los barrios de Baixa y Chiado. Subir a la cima te brinda una vista panorámica de la ciudad y también puedes acceder al mirador en la parte superior.

Convento do Carmo

Este antiguo convento en ruinas es un recordatorio impresionante del terremoto de 1755 en Lisboa. Puedes explorar sus ruinas góticas, admirar su arquitectura y visitar el pequeño museo arqueológico que alberga una colección de artefactos históricos.

Castillo de San Jorge

Ubicado en la cima de una colina, el Castelo de São Jorge es un antiguo castillo medieval que ofrece vistas impresionantes de Lisboa. Puedes explorar sus fortificaciones, caminar por las murallas y visitar el museo del castillo para aprender sobre la historia de la ciudad.

Praça do Comércio: también conocida como la Plaza del Comercio, esta enorme plaza frente al río es uno de los lugares más animados de la ciudad y está rodeada de edificios históricos impresionantes, entre ellos el arco da Rua Augusta.

Museo Nacional de Arte Antiguo: este museo alberga una impresionante colección de artefactos y obras de arte que abarcan desde la Edad Media hasta el siglo XIX.

Oceanario de Lisboa: este enorme acuario es uno de los más grandes de Europa y ofrece una fascinante visión del mundo marino.

Miradouro das Portas do Sol: esta terraza ofrece una vista impresionante del río Tajo y el barrio de Alfama.

Parque das Nações: este moderno barrio se construyó para la Expo 98 y cuenta con una amplia variedad de atracciones, incluyendo el Oceanario de Lisboa, el teleférico y una torre de observación de 360 grados.

Miradores de Lisboa: la ciudad está llena de miradores encantadores que ofrecen vistas panorámicas de los tejados, las colinas y el río Tajo. Algunos de los miradores más populares son Miradouro da Senhora do Monte, Largo Portas do Sol, Miradouro da Graça y Miradouro da Santa Luzia. Estos lugares son perfectos para disfrutar de las impresionantes vistas y tomar fotografías memorables.

Funicular de Bica: el funicular de Bica es una forma única y divertida de subir las empinadas colinas de Lisboa. El viaje te lleva a través de las estrechas calles del pintoresco barrio de Bica, ofreciendo vistas encantadoras durante el recorrido.

Pink Street: la Calle Rosa, o Pink Street, es una calle emblemática conocida por su vibrante vida nocturna. Antiguamente un lugar de burdeles, hoy en día alberga bares, discotecas y restaurantes que atraen a los amantes de la diversión nocturna.

Feira da Ladra: es un famoso mercado de pulgas en Lisboa, ubicado en el barrio de Alfama. Es uno de los mercados más antiguos de la ciudad y ofrece una amplia variedad de artículos de segunda mano, antigüedades, ropa, libros y artesanías.

Chiado: es un barrio histórico y bohemio en el centro de Lisboa. Es conocido por sus elegantes cafés y tiendas de moda. Aquí puedes encontrar cafeterías tradicionales que han estado funcionando durante décadas, así como cafés modernos con un toque contemporáneo.

Ponte 25 de Abril: es un puente colgante que conecta Lisboa con la ciudad de Almada, en la orilla sur del río Tajo. Es uno de los puntos de referencia más emblemáticos de la ciudad y se asemeja al famoso puente Golden Gate de San Francisco.

Museo Nacional del Azulejo: un hermoso museo dedicado al arte del azulejo portugués.

Museo Nacional de la Música: un museo dedicado a la música portuguesa, con una gran colección de instrumentos y partituras antiguas.

Parque Eduardo VII: un hermoso parque con vistas impresionantes de la ciudad y áreas verdes para caminar y relajarse.

Museo de la Marioneta: un museo dedicado a las marionetas portuguesas y su historia.

Fundación Calouste Gulbenkian: una impresionante colección de arte que incluye obras de artistas portugueses e internacionales.

Museo de Arte Antiguo: un museo con una gran colección de arte europeo y portugués del siglo XII al XIX.

Jardín Botánico de Lisboa: un hermoso jardín botánico con una gran variedad de plantas y árboles.

Pasteles de Belém: Cerca del Monasterio de los Jerónimos se encuentra la famosa pastelería Pastéis de Belém. Es reconocida por sus pasteles de Belém, unos dulces portugueses tradicionales y deliciosos. Estos pasteles son pequeñas tartaletas rellenas de crema pastelera y espolvoreadas con azúcar glas. Es un lugar muy popular entre los turistas y los locales para probar esta especialidad de la gastronomía portuguesa.

Museo del Agua: un museo dedicado al suministro de agua en Lisboa y su historia.

Mirador de Santa Catarina: un mirador con vistas impresionantes del río Tajo y el Puente 25 de Abril.

Casa Fernando Pessoa: una casa-museo dedicada a la vida y obra del famoso poeta portugués Fernando Pessoa.

Museo del Fado: un museo dedicado al fado, la música tradicional portuguesa.

Palacio de Ajuda: un impresionante palacio real con una gran colección de arte y muebles antiguos.

Museo del Teatro Romano: un museo dedicado a la historia del teatro romano en Portugal.

Casa dos Bicos: una casa histórica con una arquitectura única y una gran colección de arte y objetos antiguos.

Basílica da Estrela: una hermosa iglesia con una impresionante cúpula y decoración interior.

Panteón Nacional: El Panteón Nacional de Lisboa es un monumento histórico que alberga los restos de figuras prominentes de la historia de Portugal. Se encuentra en la Iglesia de Santa Engracia y cuenta con una impresionante arquitectura barroca.

Catedral de Lisboa: La Catedral de Lisboa, también conocida como la Sé de Lisboa, es la iglesia más antigua de la ciudad y un importante lugar de culto. Su construcción comenzó en el siglo XII y combina elementos arquitectónicos románicos, góticos y barrocos.

Palacio de Fronteira: un hermoso palacio con jardines impresionantes y una gran colección de azulejos y arte portugués.

Sintra: es una encantadora ciudad ubicada a las afueras de Lisboa, conocida por su rica historia y su belleza natural. Está situada en las colinas de la Sierra de Sintra y cuenta con hermosos palacios, castillos y jardines exuberantes. Algunos de los lugares más destacados para visitar en Sintra incluyen el Palacio Nacional de Sintra, el Palacio da Pena, el Castillo de los Moros y los jardines de Quinta da Regaleira.

 

Lisboa es esto y mucho más. Entendemos que las ciudades como mejor se conocen son caminando sus calles y escuchando cada secreto que esconden. 

Bacalhau

Este plato es un símbolo de la gastronomía portuguesa, y se dice que hay más de 365 maneras de prepararlo.

Sardinas

Las sardinas asadas son una de las comidas más típicas de Lisboa, especialmente durante las festividades de San Antonio. Se pueden encontrar en la mayoría de los restaurantes y puestos de comida en la calle durante los meses de verano

Pastel de Bacalao

También conocido como “Pastéis de Bacalhau”, es un delicioso buñuelo de bacalao y patata. Se prepara mezclando bacalao desmenuzado, patatas cocidas, cebolla, ajo y perejil, que luego se moldean en forma de croquetas y se fríen hasta obtener un exterior crujiente y un interior suave. Es un aperitivo muy popular en Portugal.

Bacalhau à Brás

Es un plato tradicional portugués que combina bacalao desmigajado con cebolla, patatas fritas en juliana fina y huevos revueltos. Todo se mezcla en una sartén hasta que los ingredientes se combinen y los huevos estén cocidos.
 

Caldo Verde

Este es un plato de sopa típico de Portugal, hecho con patatas, cebolla, col rizada y chorizo.

Polvo à Lagareiro

Este plato consiste en pulpo cocido a la perfección, asado en el horno y servido con patatas asadas y un aderezo de aceite de oliva y ajo. Es una delicia para los amantes del marisco.

Feijoada à Transmontana

Es un guiso tradicional portugués que consiste en alubias, carne de cerdo, chorizo y otros embutidos, cocinados lentamente para obtener un sabor rico y sabroso. Se suele servir con arroz.

Pasteis de Belém

Este es el postre más icónico de Lisboa. Los pasteis de Belém son pequeños pasteles de hojaldre rellenos de una crema de huevo cremosa y aromática. Se sirven espolvoreados con azúcar en polvo y canela.

Queijadas de Sintra

Originarias de la ciudad de Sintra, cerca de Lisboa, estas queijadas son unos pasteles pequeños hechos con una masa dulce y rellenos de una mezcla de queso fresco, huevos, azúcar y canela. Son dulces, suaves y muy sabrosos.

Torta de Azeitão

Esta es otra delicia dulce de Lisboa. La torta de Azeitão es un pastel enrollado hecho con una masa muy fina y relleno de crema de huevo. A menudo se sirve espolvoreado con azúcar en polvo y se acompaña con una taza de café.

Bolo Rei

Aunque es más común durante la temporada navideña, el Bolo Rei se puede encontrar en algunas pastelerías de Lisboa durante todo el año. Es un pan dulce elaborado con una masa rica en mantequilla y relleno de frutas secas y frutos secos. Suele tener una corona en la parte superior decorada con azúcar y frutas confitadas.

Pão de Ló

Este es un bizcocho húmedo y esponjoso, muy popular en Portugal. El pão de ló se hace con huevos, azúcar y harina, y se puede disfrutar solo o con un poco de azúcar en polvo espolvoreado por encima. Es un postre sencillo pero delicioso.

Ginjinha

Esta es una bebida muy tradicional en Lisboa. Consiste en una especie de licor de cereza agria llamada “ginja”.

Vinho Verde

Aunque no es exclusivo de Lisboa, el Vinho Verde es un vino blanco joven y fresco que se produce en la región norte de Portugal. Es muy popular en todo el país y se puede disfrutar en Lisboa en varios bares y restaurantes.

Agua de Coco

Esta bebida se hace a partir del agua fresca de los cocos jóvenes, y es una bebida muy popular en Lisboa durante los meses de verano.

Vino de Oporto

Portugal es famoso por su vino de Oporto, que se produce en la región del Duero. Puedes probar una copa de este vino en muchos restaurantes y bares de Lisboa.

Aguardente de Medronho

Esta bebida alcohólica tradicional se elabora a partir de la fruta medronho, similar a la fresa, que crece en las zonas montañosas de Portugal.

Bica

La “bica” es el nombre coloquial para un espresso en Lisboa. Es una parte importante de la cultura del café en Portugal y se puede disfrutar en numerosas cafeterías y pastelerías de la ciudad.

Avenida da Liberdade

Es una avenida emblemática en Lisboa y una de las principales zonas comerciales de la ciudad. Aquí encontrarás una gran cantidad de tiendas de lujo, boutiques de moda, joyerías y grandes almacenes.

Baixa

El barrio de Baixa es conocido por sus calles comerciales peatonales, como la Rua Augusta y la Rua do Ouro. En estas calles encontrarás una mezcla de tiendas de moda, souvenirs, joyerías y tiendas de artículos tradicionales portugueses.

Feira da Ladra

Un mercadillo de antigüedades y segunda mano que se instala en el Campo de Santa Clara (frente al Panteón Nacional), los martes y sábados de 09:00 a 18:00.

Chiado

Ubicado en el corazón de Lisboa, Chiado es un barrio bohemio y elegante que ofrece una amplia variedad de tiendas. Aquí encontrarás boutiques de diseño, librerías, tiendas de antigüedades y grandes marcas internacionales.

LX Factory

Es un antiguo complejo industrial reconvertido en un centro cultural y comercial. Aquí encontrarás tiendas de diseño, boutiques alternativas, tiendas de artesanía, galerías de arte y restaurantes.

Mercados Locales

Lisboa cuenta con varios mercados locales que son excelentes lugares para comprar productos frescos y locales. El Mercado da Ribeira (Mercado Time Out) y el Mercado de Campo de Ourique son dos opciones populares.

Centro Comercial Colombo

Si prefieres ir de compras en un centro comercial, el Centro Comercial Colombo es uno de los más grandes de Europa y cuenta con una amplia selección de tiendas de moda, electrónica, muebles, entretenimiento y restaurantes.

Curiosidades de Lisboa

  • Alfama, uno de los barrios más antiguos de la ciudad, sobrevivió al terremoto de 1755. Se cree que la razón de su supervivencia se debe a su construcción en una ladera, lo que absorbió parte de la fuerza del terremoto.
  • El fado es un género musical tradicional de Portugal, especialmente asociado a la ciudad de Lisboa. Se caracteriza por su tono melancólico y nostálgico, con letras que exploran temas como el amor, la pérdida, la saudade (una especie de melancolía profunda) y la vida cotidiana. La música del fado se acompaña generalmente de una guitarra portuguesa, que tiene un sonido distintivo y vibrante, y a menudo se combina con una guitarra clásica y una voz solista.
  • El fado surgió en los barrios populares de Lisboa en el siglo XIX y se popularizó en el siglo XX. Es considerado una expresión musical y cultural única de Portugal, y fue reconocido como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2011.
  • El icónico tranvía de Lisboa, conocido como el “Eléctrico”, ha estado en servicio desde 1873. Aunque ha habido algunos cambios en las rutas y los vehículos a lo largo de los años, los tranvías siguen siendo una forma popular de transporte en la ciudad.
  • La Torre de Belém, otro lugar emblemático de Lisboa, se construyó originalmente como una fortaleza para proteger la entrada del puerto. A lo largo de los años, también se ha utilizado como faro, prisión y centro de recaudación de impuestos.
  • El famoso bacalao (o “bacalhau” en portugués) es una parte importante de la cocina portuguesa y se dice que hay más de 365 formas diferentes de cocinarlo, una para cada día del año.
  • La ciudad es conocida por sus famosos pasteles de Belém, una deliciosa tarta de natas (crema) y hojaldre que se elabora en la famosa pastelería de Belém desde 1837.
  • El puente 25 de Abril en Lisboa, que conecta la ciudad con la ciudad de Almada, se llama así en honor al día de la Revolución de los Claveles en Portugal, el 25 de abril de 1974.
  • La Plaza del Comercio (también conocida como Terreiro do Paço) fue el lugar de residencia de los reyes portugueses hasta el terremoto de 1755, que destruyó gran parte de la ciudad.
  • El parque de las Naciones, un distrito moderno en Lisboa, fue construido en la década de 1990 para la Exposición Universal de 1998. El acuario de Lisboa y el teleférico son algunas de las atracciones populares del parque.
  • En la parte alta de la ciudad, el Barrio Alto, es conocido por su animada vida nocturna y por sus calles empinadas que ofrecen vistas impresionantes de la ciudad.
  • El Castillo de San Jorge es una fortificación que domina la ciudad y tiene casi 1.000 años de historia. En su interior hay un museo que cuenta la historia del castillo y de la ciudad.
  • La estatua de Cristo Rey, que se encuentra en la otra orilla del río Tajo, fue terminada a finales de la década de 1950 y es una réplica de la estatua de Cristo Redentor de Río de Janeiro. Desde allí se pueden disfrutar de las vistas panorámicas de Lisboa.
  • Tras el terrible terremoto de 1755, que marcó la historia de la ciudad, el Marqués de Pombal ordenó reutilizar los escombros de los edificios derruidos y asfaltar las aceras con los mismos. De ahí provino la base para el conocido empedrado portugués que más tarde se popularizó.
  • El Mercado de la Ribeira, inaugurado en 1882, es uno de los mercados más grandes de Lisboa y se ha convertido en un centro gastronómico con numerosos puestos de comida.
  • El Acueducto de las Aguas Libres es una de las mayores obras de ingeniería hidráulica de Portugal, que se construyó en el siglo XVIII para llevar agua a la ciudad. Actualmente, algunos de sus arcos se pueden visitar.
  • La Torre Vasco da Gama, situada en el parque de las Naciones, es la estructura más alta de Portugal, con una altura de 145 metros.
  • Las siete colinas por las que se conoce a la capital portuguesa son Santa Catarina, Estrela, Penha de França, San Pedro de Alcántara, Castelo, Graça y Monte.
  • A los lisboetas se les conoce como alfacinhas, que significa algo así como ‘lechuguita’. Antiguamente, Lisboa era famosa por la intensa producción de esta hortaliza en los campos cercanos.
  • El Jardín Botánico de Lisboa, fundado en 1878, alberga más de 18.000 especies de plantas de todo el mundo.
  • La Casa dos Bicos, situada en la Alfama, es un edificio histórico que debe su nombre a su fachada cubierta de piedras de forma piramidal.
  • La calle más antigua de Lisboa se llama Rua Augusta.
  • La Estufa Fría es un jardín botánico situado en el centro de Lisboa, que cuenta con una gran variedad de plantas tropicales y subtropicales.
  • Lisboa se encuentra en la desembocadura del río Tajo.
  • La Biblioteca Nacional de Portugal, fundada en 1796, alberga más de dos millones de volúmenes y es una de las bibliotecas más antiguas y grandes de Portugal.
  • El Museo Nacional de Arte Antiguo, situado en el barrio de Alcántara, cuenta con una impresionante colección de arte portugués y europeo que abarca desde la Edad Media hasta el siglo XIX.
  • La historia de Lisboa no sería la misma sin el famoso terremoto de 1755, conocido como el Gran Terremoto de Lisboa. Este seísmo de 9 grados y 8 minutos de duración, destruyó gran parte de la ciudad. Fue seguido de un tsunami de 15 metros y un gran incendio que acabaron asolando Lisboa casi por completo y causando la muerte de 50.000 personas.

Azulejos

Adéntrate en un mundo de intrincada artesanía con los azulejos, azulejos cerámicos pintados a mano que adornan edificios y fachadas en toda la ciudad. Estas coloridas obras de arte cuentan historias de la historia y cultura de Portugal, lo que los convierte en un recuerdo verdaderamente único y evocador.

Pastéis de Belém

Un viaje a Lisboa no está completo sin saborear los icónicos Pastéis de Belém, deliciosos pasteles portugueses de crema con una capa exterior crujiente y un relleno deliciosamente cremoso. Lleva a casa una caja de estas deliciosas delicias para revivir tu viaje culinario.

Vinos Regionales

Disfruta de los sabores ricos de los vinos de Lisboa, un reflejo de la profunda herencia vinícola del país. Ya sea el mundialmente famoso vino de Oporto o otras variedades portuguesas, estas botellas son un verdadero testimonio del arte de la vinificación.

Sardinas

Un tesoro enlatado para llevar a casa, prueba el sabor de los mares con las sardinas portuguesas enlatadas, una delicia local. Estas latas son un recuerdo único y sabroso.

Licor de Ginja

Brinda con Ginja, un licor agrio de cereza que se ha disfrutado como un digestivo tradicional de Lisboa durante generaciones. Este distintivo licor encapsula el carácter vibrante y sabroso de la ciudad.

Música Fado

Lleva a casa las melodías hermosamente melancólicas del Fado, la música tradicional y emotiva de Portugal. Con cantos sinceros y narraciones emocionales, el Fado captura la esencia del alma de Lisboa.

Artesanía

Admira las habilidades artesanales de Portugal con exquisitos bordados y encajes, que ofrecen una pieza de la herencia del país. Estos tesoros artesanales representan parte de su rica tradición cultural.

 

Aceite de Oliva Portugués

Eleva tus creaciones culinarias con aceite de oliva portugués de alta calidad y productos gourmet, un verdadero testimonio de la dedicación del país a los sabores finos.

Tazas

¿Qué tal una de esas tazas con motivos icónicos de la ciudad? Son excelentes recuerdos y te ayudarán a revivir tus recuerdos cada vez que las uses.

Si deseas descubrir la lista completa de los mejores souvenirs de Lisboa, te recomendamos visitar nuestro blog donde encontrarás todo de manera más detallada y siempre actualizada!

¿Estás buscando souvenirs?

Recomendaciones en general

  • Las tarjetas de crédito están aceptadas en prácticamente todos los restaurantes, tiendas y hoteles.
  • Cuando pensamos en Lisboa, nos viene a la mente sus empinadas colinas y miradores, lo cual le ha valido el apodo de “la ciudad de las 7 colinas”. Sin embargo, no hay de que preocuparse, porque si observas detenidamente, encontrarás ayuda para superar los desniveles: escaleras mecánicas entre edificios o dentro de las estaciones de metro y estacionamientos, ascensores gratuitos en algunos edificios (se indican claramente en la fachada con la palabra “elevador” y su nombre), así como los famosos funiculares y tranvías.
  • Si visitáis Sintra, os recomendamos que compréis online las entradas a los principales puntos de interés: Palácio da Pena, Quinta da Regaleira y Castelo dos Mouros. Evitarás las largas colas que se forman en las taquillas.
  • Las conservas de pescado lusas son muy apreciadas a nivel internacional, no olvidéis comprar unas latas en vuestra visita a Lisboa, las más típicas son las de sardina. Tan importantes son estas elaboraciones, que la sardina se ha convertido en un símbolo de la ciudad y de toda la gastronomía portuguesa en general.
  • Puede ser útil comprar la tarjeta turística Lisboa Card si tenéis pensado utilizar mucho el transporte de Lisboa y visitar muchos monumentos y ciudades como Sintra o Cascais.
  • Presta atención a los famosos azulejos de Lisboa. A partir del S.XVI, Portugal se convirtió en un importante centro de producción a nivel internacional, y así sigue siendo en la actualidad. Prueba de ello son los miles de mosaicos que cubren y adornan las fachadas de muchas casas, palacios, museos e iglesias en todo el país. Los encontraréis de todos los colores y motivos, incluso los muros de las paradas del metro de Lisboa son obras de arte con el azulejo como protagonista.
  • No olvidéis el protector solar si vais en primavera y verano, hay muchas horas de luz y debéis estar protegidos. Tampoco os debe faltar el chubasquero por si cae algún chaparrón.
  • Es imprescindible llevar un calzado cómodo para caminar por las empinadas calles de Lisboa.

Si te gusto la guía y quieres apoyarnos visita nuestra web y descubre nuestro catálogo de souvenirs para Lisboa! 

También puedes apoyarnos siguiéndonos en nuestras redes sociales, por ejemplo: Instagram y Facebook 

The Free Tour Shop
Close
Close
Sign in
Close
Cart (0)

No hay productos en el carrito. No hay productos en el carrito.


Idioma